Buñuel, el centro de un fresco de la historia del cine

bunuel y amigos Buñuel, el centro de un fresco de la historia del cine

Hitchcock, Ford, Wilder, Wyse… los grandes directores del cine clásico homenajearon al director español en la casa de Cukor. Manuel Hidalgo rastrea aquel encuentro en El banquete de los genios.

Aquella mañana, la fastuosa mansión de George Cukor, que ya almacenaba toneladas de historia del cine entre sus paredes, junto a la piscina, en las cabañas del jardín, alrededor de sus estatuas grecorromanas y en los lujosos comedores, se preparaba para congelar un instante insólito. El director, dueño de aquel inmueble del 9166 de Cordell Drive y amigo de los encuentros entre intelectuales, había querido agasajar a su colega Luis Buñuel con un almuerzo en su casa. El español, su hijo Rafael, su guionista, Jean-Claude Carrière, y su productor, Serge Silberman, se desplazaron hasta allí sin conocer quiénes serían el resto de comensales y se encontraron con una pléyade de maestros. A la mesa se sentaron John Ford, Aldred Hitchcock, Rouben Mamoulian, Robert Mullingan, George Stevens, Billy Wilder, Robert Wise y William Wyler. Sólo falló Fritz Lang, que se encontraba indispuesto. Por lo demás, todos estaban invitados.

De aquella reunión mítica hoy conocida por cualquier crítico de cine salieron disparadas hacia distintos puntos del mundo numerosas anécdotas, recuperadas luego en las biografías de sus protagonistas, por un periodista que las presenció, alimentadas acaso por la maquinaria de la mitomanía. Todo eso y, además, una fotografía irrepetible de los congregados. Una imagen que, de no ser historia pura, podría imaginarse casi como un fotomontaje. En el centro, con una mano posada sobre una pierna y la otra sosteniendo un habano, Buñuel aparece rodeado del apostolado de la edad dorada del cine, un dream team del que él forma parte, aunque su procedencia y su trayectoria le hubieran llevado por otros derroteros distintos a los de sus colegas.
Read more »

François Truffaut (1932 – 1984)

François Truffaut nació en Paris el 6 de Febrero de 1932. Su madre soltera, Janine de Monferrand, tenía 19 años en ese momento y provenía de una respetable familia de clase media. Truffaut nunca conoció a su padre biológico, el cual, descubrió mucho mas tarde, era un dentista judío. Dieciocho meses después, Janine se casó con Roland Truffaut, un dibujante y diseñador de arquitectura, quien acepto al niño como su propio hijo y le dio su apellido. La gran pasión de Roland era el montañismo, Janine estaba más interesada en los libros, el teatro, el cine y el romance. A François no se le permitió interrumpir sus vidas y hasta la edad de 10 años fue criado principalmente por su abuela materna. Solo cuando su abuela fallece es que el va a vivir con sus padres por primera vez.

La nueva vida de François con sus padres no le da el amor y el apoyo que necesitaba. Una y otra vez lo dejan solo los fines de semana e incluso en Navidades. Su madre, en particular, encontró su presencia en su pequeño apartamento como una distracción, y se vio obligado a sentarse tranquilamente a leer libros por temor a molestarla. Cuando descubrió la verdad sobre su padre, su relación con su madre se volvió aún más tensa. A menudo se quedaba con amigos y trataba de estar fuera de su casa tanto como sea posible. Truffaut pasó gran parte de su tiempo con mejor amigo Robert Lacheney, a menudo pasando la noche en el apartamento de la familia Lacheney. Read more »

Metrópolis

metropolis Metrópolis

Fritz Lang
Título Original:
Metropolis
País: Alemania
Año: 1927
Género: Ciencia Ficción
Guión: Thea von Harbou
Director: Fritz Lang
Fotografía: Karl Freund, Günther Rittau, Walter Ruttmann
Música: Gottfried Huppertz, Abel Korzeniovski
Producción: Giorgio Moroder, Erich Pommer
Duración: 153 minutos
Intérpretes: Alfred Abel (Joh Fredersen), Gustav Fröhlich (Freder, hijo de Joh Fredersen), Rudolf Klein-Rogge (C. A. Rotwang, el inventor), Fritz Rasp (el hombre delgado), Theodor Loos (Josaphat), Erwin Biswanger (11811), Heinrich George (Grot, el guardian), Brigitte Helm (Maria), Fritz Alberti (humano creativo quien convence a Babel), Grete Berger (mujer trabajadora), Olly Boeheim (mujer trabajadora), Max Dietze (hombre trabajador), Ellen Frey (mujer trabajadora), Beatrice Garga (mujer de los jardines eternos), Heinrich Gotho (Maestro de Ceremonias), Dolly Grey (mujer trabajadora), Anny Hintze (mujer de los jardines eternos), Georg John (trabajador que provoca explosión), Walter Kuehle (trabajador).

Fritz Lang (1890 – 1976) amaba contar historias. Amaba tanto contar historias, de hecho, que es difícil diferenciar donde sus historias terminan y la verdad sobre su vida comienza. Sus historias sobre sus películas y su vida deben ser tomadas con pinzas. En este punto, simplemente es imposible separar completamente la verdad de la ficción –pero eso realmente no importa. Como en la vida, las historias de Lang fueron siempre más entretenidas de lo que la verdad podría haber sido.

Durante el mas exitoso periodo del cineasta, desde alrededor de 1924 hasta 1933, fue uno de los directores alemanes mas conocidos y respetados. Su fuerte, en los primeros días, fueron las películas expresionistas las cuales eran a menudo épicas en escala, películas como Die Niebelungen, Metrópolis, Spies, M, el vampiro de Düsseldorf y la serie del Dr. Mabuse. Lang viaja a Estados Unidos apenas terminada la segunda película del Dr. Mabuse. Desafortunadamente, nunca alcanzó el mismo éxito en Estados Unidos que el que tuvo en Alemania. Era una especie de tirano, y los estudios y las estrellas norteamericanas eran mas renuentes a trabajar con el que aquellos en su país nativo.

Read more »

Restauran el filme Metrópolis con las escenas recuperadas en la Argentina

La versión original de la película, una joya del cine mudo alemán, está siendo siendo reconstruida con el material hallado en el Museo del Cine de Buenos Aires, a mediados de 2008.

La versión original de la película "Metropolis", una obra maestra del cine mudo de la década del veinte, de Fritz Lang, comenzó a ser reconstruida en Alemania. El filme está siendo restaurado con escenas que se creían perdidas desde hace ocho décadas y que fueron halladas en el Museo del Cine de Buenos Aires a mediados del año pasado.

Read more »

Hallan en Buenos Aires una versión de Metrópolis que se daba por perdida

Los expertos creen que se trata de la versión original exhibida por Fritz Lang en Berlín en 1927. Se la consideró extraviada durante más de ocho décadas y fue encontrada en el Museo del Cine de Buenos Aires. El material, que contiene escenas casi nunca vistas, fue devuelto a Alemania.

Tras un largo paso por Buenos Aires, volvió a Berlín una versión original que se consideraba perdida de Metrópolis, de Fritz Lang, una de las obras maestras del cine mudo alemán.

La cinta, que contiene escenas que se daban por extraviadas desde hace ocho décadas, apareció misteriosamente en el Museo del Cine de Buenos Aires. "Sí, es material del auténtico, conozco el filme y no hay duda", enfatizó Martin Koerber, restaurador de la versión hasta ahora conocida del filme y uno de los tres expertos que inspeccionó las imágenes.

El tesoro cinematográfico fue encontrado por la directora del museo Paula Félix-Didier dentro de la institución y fue ella quien decidió enviarla a la redacción de "Die Zeit", en la capital alemana. "Cómo fue a parar a Buenos Aires es algo que no puedo decirle. Es una historia misteriosa por la que habrán pagado lo suyo", bromeó Koerber.

Read more »

M. el vampiro de Düsseldorf

m  M. el vampiro de Düsseldorf

Fritz Lang
Título Original:
M
País: Alemania
Año: 1931
Género: Drama
Guión: Thea vo Harbou, Fritz Lang, a partir de un articulo de Egon Jacobson
Director: Fritz Lang
Fotografía: Fritz Arno Wagner (BN)
Leitmotiv silbado: Edward Grieg (Peer Gynt)
Producción: Nero Film (Fritz Lang)
Duración: 99 minutos
Interpretes: Peter Lorre (Frantz Becker), Otto Wernicke (comisario Lohmann), Gustav Gründgens (el jefe del hampa), Ellen Widmann, Theodor Loos, Georg John, Inge Landgut

El protagonista de M , un sombrío empleado que vive solo en una pensión, responde al nombre de Hans Beckert , personaje encarnado por Peter Lorre, comúnmente conocido como «M», inicial del apelativo «mörder» (asesino), que un vagabundo le escribe con tiza en la espalda para que puedan reconocerlo y perseguirlo.

«M» es un terrorífico homicida desequilibrado, pero también es, en cierta manera, un ser «condenado», incapaz de reprimir sus instintos. En la película no se dice nada de los motivos de su conducta, por lo que se presencia se reduce a la de un peligroso criminal anónimo, oculto bajo los rasgos de un hombre cualquiera, de aspecto melindroso y un tanto infantil. Hans Beckert no existe como individuo hasta su sorprendente y conmovedor discurso, en la secuencia final, ante un auditorio formado de vagabundos y prostitutas, que no están dispuestos en absoluto a escuchar sus argumentos. Es entonces cuando se descubre que el «monstruo» no es más que un perturbado mental, cuya conducta responde a una mezcla de pusilanimidad y de ansias de popularidad. La llegada de la policía evita la ejecución inmediata del protagonista. El hampa pretende imponer justicia, pero lo único que hace es aplicar su instinto de venganza y garantizar su permanencia en unos barrios que considera suyos. Como se hace evidente en su posterior etapa americana, Lang siempre defendió la necesidad de la verdadera justicia frente a la sed de venganza, la aplicación de la ley a la impulsiva y temible reacción de las masas encolerizadas.

Read more »