François Truffaut (1932 – 1984)

François Truffaut nació en Paris el 6 de Febrero de 1932. Su madre soltera, Janine de Monferrand, tenía 19 años en ese momento y provenía de una respetable familia de clase media. Truffaut nunca conoció a su padre biológico, el cual, descubrió mucho mas tarde, era un dentista judío. Dieciocho meses después, Janine se casó con Roland Truffaut, un dibujante y diseñador de arquitectura, quien acepto al niño como su propio hijo y le dio su apellido. La gran pasión de Roland era el montañismo, Janine estaba más interesada en los libros, el teatro, el cine y el romance. A François no se le permitió interrumpir sus vidas y hasta la edad de 10 años fue criado principalmente por su abuela materna. Solo cuando su abuela fallece es que el va a vivir con sus padres por primera vez.

La nueva vida de François con sus padres no le da el amor y el apoyo que necesitaba. Una y otra vez lo dejan solo los fines de semana e incluso en Navidades. Su madre, en particular, encontró su presencia en su pequeño apartamento como una distracción, y se vio obligado a sentarse tranquilamente a leer libros por temor a molestarla. Cuando descubrió la verdad sobre su padre, su relación con su madre se volvió aún más tensa. A menudo se quedaba con amigos y trataba de estar fuera de su casa tanto como sea posible. Truffaut pasó gran parte de su tiempo con mejor amigo Robert Lacheney, a menudo pasando la noche en el apartamento de la familia Lacheney. Read more »

Eric Rohmer:”En mi época, hacer cine era muy moderno”

Esta semana murió en París uno de los artífices de la Nouvelle Vague. En esta entrevista de mayo de 2007, el realizador cuenta cómo fue su tránsito de la literatura al cine.

Por: Samuel Blumenfeld

-Usted publicó “Elisabeth” en 1946. Esa primera novela, que no será seguida por ninguna otra, está agotada desde entonces. ¿Por qué se reedita recién ahora, con el título ligeramente distinto de “La Maison d’Elisabeth”?

-Perdí el último ejemplar que me quedaba y no había vuelto a leerlo desde los años que siguieron a su publicación. Hace unos años, me preguntaron en Gallimard si quería reeditar el libro. Yo dije que no. Prefería que fuera a título póstumo. Pero resulta que un alemán me preguntó si aceptaba que lo tradujeran al alemán. Era una idea bastante divertida. Lo reeditaron ahí y después en Italia. Entonces me dije: ¿Por qué no en Francia? Me parecía que mis películas no tenían nada que ver con esa novela. Sin embargo, cuando la releí, descubrí que había relaciones. Puedo decir modestamente que la novela no es mala. Hay situaciones que se parecen a las de mis películas y que no eran inferiores a mis películas en algunos pasajes. Al menos, es lo que me pareció. Pero no me gustaba el título original, Elisabeth. Busqué durante mucho tiempo. Finalmente, hay un personaje central que está en la casa, de ahí el título La Maison d’Elisabeth. El tema de la novela, no es la visión de una mujer, tampoco es la casa. Es todo lo que sucede en esa casa. Es un título modesto. No quería un título estrepitoso.
Read more »

Murió Eric Rohmer, un observador del amor

Genio introvertido, tímido al exceso de no querer dar entrevistas personales ni viajar para acompañar a sus películas en los festivales internacionales, para no ser reconocido y poder deambular, tranquilo, por las orillas del Sena en su amada París. Con la muerte de Eric Rohmer, se va uno de los mayores talentos vivos que tenía hoy la Nouvelle Vague, que integró junto a François Truffaut, Claude Chabrol, Alain Resnais, Jean Luc Godard y Jacques Rivette.

Yo no digo cosas en mis películas, yo muestro gente que habla y se mueve comol os paisajes, las caras, los gestos y sus comportamientos…“, decía. Observador del amor, Rohmer desistió de continuar escribiendo sus Cuentos morales -que había concebido como una novela- al advertir que podría contar sus sentimientos en imágenes.

Read more »

El Signo de Leo

el signo de leo El Signo de Leo
Eric Rohmer
Título Original:
Le signe du Lion
País: Francia
Año: 1959
Género: Drama
Guión: Paul Gégauff, Eric Rohmer
Director: Eric Rohmer
Fotografía: Nicolas Hayer
Montaje: Anne-Marie Cotret
Música: Louis Saguer
Producción: Claude Chabrol, Roland Nonin
Duración: 103 minutos
Intérpretes: Jess Hahn (Pierre Wesselrin), Michèle Girardon (Dominique Laurent), Van Doude (Jean-François Santeuil), Paul Bisciglia (Willy), Gilbert Edard (Michel Caron), Christian Alers (Philippe), Paul Crauchet (Fred), Jill Olivier (Cathy), Sophie Perrault (Chris), Stéphane Audran (Dueña del hotel), Jean Le Poulain (Le clochard).

El primer largometraje de Eric Rohmer es un cuento tragicómico sobre la espiral descendente de un hombre dentro de la pobreza y el aislamiento. Mientras la película muestra la inexperiencia de Rohmer como cineasta demasiado claro y también sufre de algunas fallas obvias –las mas notables son las extrañas referencias a la astrología y al destino- es un convincente y, a fin de cuentas, doloroso trabajo que hace algunas válidas afirmaciones sobre la naturaleza humana.

Cualquier película que aborde el tema de los sin techo es improbable que le haga justicia y capture la completa tragedia de sus predicamentos, pero esta película de alguna manera logra este objetivo. Los intentos cada vez más desesperados de Pierre para encontrar comida y mantenerse en pie son a la vez graciosos y agónicamente conmovedores –como en muchas de las posteriores películas de Rohmer, son estos pequeños detalles los que pueden tener grandes efectos en la audiencia.

Read more »

Mi noche con Maud

mi noche con maud Mi noche con MaudEric Rohmer
Título Original:
Ma nuit chez Maud
País: Francia
Año: 1969
Género: Comedia
Guión: Eric Rohmer
Director: Eric Rohmer
Fotografía: Néstor Almendros
Producción: Pierre Cottrell, Barbet Schroeder
Duración: 110 minutos
Intérpretes: Jean-Louis Trintignant (Jean-Louis), Françoise Fabian (Maud), Marie-Christine Barrault (Françoise), Antoine Vitez (Vidal), Léonide Kogan (Violinista), Guy Léger (Predicador), Anne Dubot (Amiga Rubia), Marie Becker (Marie, Hija de Maud), Marie-Claude Rauzier (Estudiante).

Típicamente, Eric Rohmer es presentado como el miembro más viejo de la Nouvelle Vague francesa, con la implicancia que su tranquilo, hablador, formal estilo es menos radical y mas apartado de las películas de los otros miembros fundadores claves Claude Chabrol, Jean-Luc Godard, François Truffaut y Jacques Rivette. Generalmente asociamos este movimiento con un estilo que rompe las convenciones clásicas, frecuentemente usando como lugar de rodaje las calles de Paris, esta lleno de citas cinemáticas, y proclamando la sensibilidad política y social de la joven generación que dominaría la vida cultural del Oeste en la década de 1960. Esto es probablemente porque Truffaut y Godard son los directores de la Nouvelle Vague mas conocidos y sus estilos definieron el movimiento. Es verdad que la película de Rohmer de 1969, Mi noche con Maud, no tiene el recurso estilístico florido de estas películas. No obstante, es un trabajo rico y satisfactorio, el cual es un placer por derecho propio y puede dar una mano en conseguir un completo entendimiento de la Nouvelle Vague.

Mucha de la estructura intelectual del movimiento puede ser encontrada en la critica de cine escrita por sus futuros directores en las paginas de la revista Cahiers du Cinéma, como el famoso cáustico ensayo de Truffaut sobre el estado del cine francés en su manifiesto de 1954 “Una cierta tendencia del cine francés”. Otro importante e influyente ensayo, particularmente en el contexto de Rohmer, es “Nacimiento de una Nueva Vanguardia: la Camera-Stylo” de Alexandre Astruc, escrito en 1948. Astruc sostiene que el cine se volverá una forma más personal y ensayista donde la cámara literalmente actuará como el lápiz del director, la camera-stylo. Truffaut escribe sobre lo poco original de la “tradición de calidad” de las películas de estudio hechas en Francia. Argumenta que usualmente escriben adaptaciones con mensajes formulistas, anti clericales y anti burgueses, hipócritamente escritos por escritores extremadamente burgueses. Truffaut pelea por un cine más perspicaz, escrito por directores o con un acercamiento a las adaptaciones más original, donde la vida y la fe de la clase media son representadas más honestamente. Creían que el cine debía ser personal y capaz de tocar los intangibles y misteriosos aspectos de la existencia humana. Aunque esto parecía bien después de los años mas influyentes del movimiento, Mi noche con Maud es una película atestada de estas ideas y esta sensibilidad, sin dudas una película de la Nouvelle Vague.

Read more »

La Nouvelle Vague

hiroshima mon amour La Nouvelle VagueLa Nouvelle Vague (nueva ola) es una etiqueta inventada en el año 1958 por François Giroud, en un artículo de la revista L´Express, para describir a un grupo de jóvenes cineastas franceses que debutan brillantemente, al margen de las corrientes tradicionales de la profesión. Carecen de calificación técnica y son financiados por capital privado. Recurren a intérpretes de su misma edad, ya que ninguno ha adquirido aun notoriedad. El término tuvo éxito y sirvió rápidamente para describir un nuevo estilo cinematográfico, caracterizado por su desenvoltura narrativa, por sus diálogos provocativos, por cierto amoralismo y por “collages” inesperados. El prototipo será Al final de la espada, de Jean-Luc Godard. El público se entusiasmo: en 1960, cuarenta y tres nuevos autores rodaron su primera película. El núcleo mas activo venia de la critica, del semanario Arts y de los insurrectos Cahiers du Cinema: Godard, Truffaut, Claude Chabrol, Jacques Rivette, Pierre Kast y sus mayores: Jacques Doniot-Valcroze y Eric Rohmer, redactores en jefe de Cahiers.

Otros pertenecían a la generación anterior. Si bien habían dirigido películas, cortos o largometrajes, no estaban comprometidos con el “sistema”; luego fueron reconocidos como precursores: así, por ejemplo, Roger Leenhardt, Jean-Pierre Melville, Georges Franju, Alexandre Astruc, Agnès Varda y, sobre todo, Alain Resnais, que impacta en 1959 con una obra de concepción y dirección revolucionarias, Hiroshima mon amour. Otros se sumaron al movimiento, por accidente o por conveniencia, aunque rápidamente se abrieron: Louis Malle, Jean-Pierre Mocky, Marcel Camus, Michel Drach, hasta Roger Vadim.

Incluso los más cuestionados se dejaron llevar por la ola, desde Marcel Carné (Los Tramposos) hasta Henri Decoin. Habría que añadir también a Jean Rouch, etnógrafo de talento que tuvo una influencia profunda sobre el grupo; al escritor y periodista Chris Marker, cuyo genio era inclasificable; al dramaturgo Armand Gatti; así como a algunos outsiders que entraron por la puerta trasera y que se destacaron luego con mayor o menor gloria: Jacques Dossier, Jacques Demy, Michel Deville, Phillipe de Brocca, Henri Colpi, Jean-Daniel Pollet, etc.

Read more »