La Espera 50 años después

pelicula espera La Espera 50 años después

Hace 50 años debutaba Michio Yoshizawa, figura hoy por hoy olvidada, cuya influencia se replegó al ámbito académico. Sin embargo, su nombre puede rastrearse con los renovadores del cine japonés, en especial los vinculados con el Ejército Rojo, en la figura del cineasta y militante Masao Adachi.

Influenciado por esa corriente conocida como cine rosa, las técnicas de guerrilla de Wakamatsu y, por supuesto, los movimientos estudiantiles que anticiparon al 68, Michio Yoshizawa debutó con la excepcional La espera (1963). Se trata del preludio de un acontecimiento o simplemente el ejercicio de radiografiar la vida pacata de estudiantes en la Universidad de Nihon, uno de los centros estudiantiles desde donde se irradió la revolución cultural que vivió Japón durante la década de los años 60. En este ejercicio de ver a alguien que espera puede evidenciarse la renovación al interior de la cinematografía.
Read more »

El fuego fatuo

le feu follet El fuego fatuo

Louis Malle
Título Original:
Le feu follet
País: Francia
Año: 1963
Género: Drama
Guión: Pierre Drieu La Rochelle
Director: Louis Malle
Fotografía: Ghislain Cloquet
Edición: Suzanne Baron
Música: Erik Satie
Producción: Alain Quefféléan
Duración: 108 minutos
Intérpretes: Maurice Ronet (Alain Leroy), Léna Skerla (Lydia), Yvonne Clech (Mademoiselle Farnoux), Hubert Deschamps (D’Averseau), Jean-Paul Moulinot (Dr. La Barbinais), Mona Dol (Madame La Barbinais), Pierre Moncorbier (Moraine), René Dupuy (Charlie), Bernard Tiphaine (Milou), Bernard Noël (Dubourg), Ursula Kubler (Fanny), Jeanne Moreau (Eva), Alain Mottet (Urcel), François Gragnon (François Minville), Romain Bouteille (Jerome Minville), Jacques Sereys (Cyrille Lavaud), Alexandra Stewart (Solange), Claude Deschamps (Maria), Tony Taffin (Brancion), Henri Serre (Frederic).

Malle comenzó a trabajar en El fuego fatuo en 1962, luego que un amigo periodista le dijera que se iba en un viaje y luego se suicidara en su habitación, donde fue encontrado días después. Malle estuvo fascinado por el suicidio como una cuestión intelectual desde sus días de escuela, cuando descubrió al existencialista francés Albert Camus, quien afirmaba que “no hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio”. Malle prefería la visión objetiva de Camus sobre las enseñanzas de la educación católica romana, la cual veía al suicidio como un pecado mortal, y decidió que esta película tendría un acercamiento filosófico, imparcialmente observando el comportamiento de un joven hombre quien opta por quitarse la vida porque no esta interesado en volverse un verdadero adulto como lo habían hecho sus viejos amigos.

Malle comienza por escribir una larga historia para la película, en 1962, cuando varios ultraconservadores franceses estaban realizando violentos esfuerzos para frustrar la revolución argelina contra el colonialismo francés. Malle estaba insatisfecho con lo que había escrito, así que un amigo le sugirió que leyera Le Feu Follet, una novela corta publicada en 1931 por Pierre Drieu La Rochelle, un fascista francés quien colaboró con la ocupación nazi de Francia durante la Segunda Guerra Mundial. La novela de Drieu estaba basada en los últimos días de la vida real del poeta surrealista Jacques Rigaut, quien se suicido luego de años de escribir y hablar sobre eso; esto hizo que Drieu se sintiese culpable por fallar en prevenirlo, y en 1945 el mismo se suicido. Malle había leído Le Feu Follet años antes, pero habiendo sido persuadido para leerla de nuevo abandona su propio trabajo y adapta la novela de Drieu.

Read more »

Ocho y medio

ocho y medio Ocho y medio

Federico Fellini
Título Original:

País: Italia
Año: 1963
Género: Drama
Guión: Federico Fellini, Ennio Flaiano, Tullio Pinelli, Brunello Rondi
Director: Federico Fellini
Fotografía: Gianni di Venanzo
Montaje: Leo Cattozzo
Escenografía: Vito Anzalone
Música: Nino Rota
Producción: Angelo Rizzoli
Duración: 140 minutos
Intérpretes: Marcello Mastroianni (Guido Anselmi), Claudia Cardinale (Claudia), Anouk Aimée (Luisa Anselmi), Sandra Milo (Carla), Rossella Falk (Rossella), Barbara Steele (Gloria Morin), Madeleine LeBeau (Madeleine), Caterina Boratto (La señora misteriosa), Eddra Gale (La Saraghina), Guido Alberti (Pace), Mario Conocchia (Conocchia), Bruno Agostini (el secretario de producción), Cesarino Miceli Picardi (Cesarino), Jean Rougeul (Carini), Mario Pisu (Mario Mezzabotta).

El film que merece el calificativo “fellinesco” más que ningún otro sin dudas es 8½. En esta extravagante, auto indulgente, creativamente exuberante fantasía, el amo del cine italiano, Federico Fellini, nos lleva hacia una exploración bizarra de su arte y su vida. El simbolismo freudiano y la imaginería daliesca abundan en un trabajo que es simultáneamente hipnotizante e inconmensurable, una obra maestra surrealista que juega en nuestra conciencia como un sueño familiar que es tanto cómico como inolvidable, dejándonos confundidos.

Es tanto la mas descaradamente abstracta película de Fellini, asi como la película que nos acerca mas a su propia vida. Cuando comenzó a hacerla, estaba (al igual que el personaje principal) experimentando un bloqueo creativo luego del inesperado éxito internacional de su anterior película, La Dolce Vita (1960). Había ganado celebridad, riqueza y era aclamado por los críticos, pero por donde seguir? Si un director en su posición no tiene nada mas que decir, todavía es posible realizar una película? en 8½ estaba la respuesta.

Read more »

Shock Corridor

shock corridor Shock CorridorSamuel Fuller
Título Original:
Shock Corridor
País: Estados Unidos
Año: 1963
Género: Drama
Guión: Samuel Fuller
Director: Samuel Fuller
Fotografía: Samuel Fuller y Stanley Cortez
Producción: Leon Fromkess
Duración: 101 minutos
Intérpretes: Peter Breck (Johnny Barrett), Constance Towers (Cathy), Gene Evans (Boden), James Best (Stuart), Hari Rhodes (Trent), Larry Tucker (Pagliacci), Paul Dubov (Dr. J.L. Menkin), Chuck Roberson (Wilkes), Neyle Morrow (Psicópata), John Matthews (Dr. L.G. Cristo), Bill Zuckert ('Swanee' Swanson), John Craig (Lloyd), Philip Ahn (Dr. Fong), Frank Gerstle (Tte. Kane), Rachel Romen (nimfómana cantante).

Esta obra precursora de One Flew Over The Cuckoo's Nest (Atrapado sin salida, 1975), escrita, producida y dirigida por Samuel Fuller (The Big Red One), a pesar de los doce años que la separan de la ganadora obra maestra de Milos Forman, personalmente siento que Shock Corridor es una película mas sutil e inquietante.

En este clásico desvalorado Peter Breck nos regala una fenomenal actuación como Johnny Barreto, un reportero de un diario quien se interna en un asilo mental para exponer públicamente el tratamiento que se le da a los internos. Pero pronto se encuentra temiendo por su propia cordura cuando el mismo se encuentra siendo abusado. La situación no lo ayuda cuando comienza a tener inquietantes sueños sobre su novia desnudista (Constante Towers) a quien le esconde una ira secreta por exponerse ante otros hombres. Sin embargo Johnny también se gana la no deseada atención de media docena de atractivas y trastornadas mujeres quienes desean degradarlo y explotarlo sexualmente. Quien dijo que solo las mujeres son victimas? Desafortunadamente parte del sincronismo del audio es horroroso, especialmente en esta escena y como resultado, el potencial poder de esta secuencia disminuye de alguna manera.

Read more »

Concurso

concurso ConcursoMilos Forman
Título Original:
Konkurs / Kdyby ty muziky nebyly
País: Checoslovaquia
Año: 1963
Género: Documental
Guión: Milos Forman, Ivan Passer
Director: Milos Forman
Producción: Filmové Studio Barrandov
Duración: 77 minutos
Intérpretes: Vaclav Blumenfeld (Vasek), Hana Hegerová, Ladislav Jakim, Vera Kresadlová (ella misma), Marketa Krotka, Zdena Lorencová, Yvonne Prenosilova, Vladimír Pucholt (Vlada), Jirí Slitr (ella misma), Jirí Suchý (ella misma), Jan Vostrcil, Frantisek Zeman.

Primera película de Milos Forman, compuesta por dos mediometrajes semidocumentales unidos por la exploración de la música popular y los avatares de la juventud checa en un contexto de cambio social. En el primero de los mediometrajes, Si esas canciones no existieran, Forman sigue las peripecias de dos bandas amateurs de música popular tradicional que ensayan su participación en una conmemoración oficial, y los problemas de adaptación de los miembros jóvenes en formaciones dominadas por músicos de edad avanzada. En el segundo, Concurso, el marco de una audición de un músico de éxito en busca de cantantes para un espectáculo en el teatro Semafor sirve para trazar el retrato de los sueños y desilusiones adolescentes a través de la historias cruzadas de dos de las jóvenes aspirantes, una cantante de un grupo de rock, y una obrera de una fábrica. Por motivos diferentes ambas verán sus ambiciones truncadas.

%d a los bloggers les gusta: