Cenizas y Diamantes

cenizas y diamantes Cenizas y DiamantesAndrzej Wajda
Título Original:
Popiół i diament
País: Polonia
Año: 1958
Género: Drama
Guión: Jerzy Andrzejewski
Director: Andrzej Wajda
Fotografía: Jerzy Lipman
Edición: Halina Nawrocka
Dirección Artística: Roman Mann
Música: Filip Nowak y Jan Krenz
Vestuario: Katarzyna Chodorowicz
Producción: Film Polski
Duración: 105 minutos
Intérpretes: Zbigniew Cybulski (Maciek Chelmicki), Ewa Krzyzewska (Krystyna), Waclaw Zastrzezynski (Szczuka), Adam Pawlikowski (Andrzej), Bogumil Kobiela (Drewnowski), Jan Ciecierski (Portier), Stanislaw Milski (Pieniazek), Artur Mlodnicki (Kotowicz), Halina Kwiatkowska (Staniewiczowa), Ignacy Machowski (Waga), Zbigniew Skowronski (Slomka), Barbara Krafftówna (Stefka), Aleksander Sewruk (Swiecki), Zofia Czerwinska (Barmaid Lili), Wiktor Grotowicz (Franek Pawlicki).

Hubo una época, y ahora parece tan lejana, donde el cine polaco era admirado por todo el Oeste. Antes que el capitalismo y el mercado tomaran su rumbo, estaba caracterizado por un profundo sentido de identidad nacional y por una extraordinaria idea de cómo la historia trágica afecta a la gente ordinaria.

Este renacimiento, en el estalinismo de la década de 1950, fue sustancialmente debido al surgimiento de un director de nivel mundial, Andrzej Wajda, cuya trilogía sobre la guerra con Generación, Kanal y Cenizas y diamantes se mantiene como uno de los mejores logros del cine de Europa del Este.

Cenizas y Diamantes es probablemente la obra artística más completa basada en la historia reciente desde La Boda. Es poco frecuente efectivamente para un joven artista como Andrzej Wajda, al comienzo de su vida creativa, casi en su principio, emprender un trabajo el cual podría ser la obra más sobresaliente de su vida.

La lucha se centra en dos personajes: Szczuka y el secretario del Comité Regional del Partido Comunista. Se han levantado voces críticas, enfocándose en el hecho de que los comunistas en esta película son incapaces de mostrar la fortaleza necesaria para luchar de igual a igual en el conflicto; la dramática debilidad de Szczuka atenúa la situación apremiante de Maciek la cual, después de todo, es provocada por la victoria de los comunistas en Polonia. Dichas acusaciones parecen estar equivocadas. Esforzándose por hacer de Szczuka un personaje más dinámico y activo, Wajda eclipsa el drama de Maciek. Maciek es el héroe de la película, el sujeto de un conflicto cuyo objetivo es Szczuka.

 

3 Comments so far

  1. Andrzej Wajda on Mayo 12th, 2008

    [...] de Cine de Cannes en 1957, ex aequo con “El Séptimo Sello” de Ingmar Bergman) y “Cenizas y Diamantes” (Popiół i diament, 1958) también protagonizada por Cibulski. Wajda comenzó a trabajar en teatro, donde [...]

  2. [...] 1955) Towards the Sun (Ide do słonca, documental sobre Xawery Dunikowski, 1955) Kanal (1957) Cenizas y Diamantes (Popiół i diament 1958) Lotna (1959) Los hechiceros inocentes (Niewinni czarodzieje, 1960) Siberian Lady Macbeth (Powiatowa [...]

  3. Vladimiro Rivas on Noviembre 7th, 2010

    Es una de las grandes películas de la historia del cine. Todo funciona en ella: el guión perfecto de Andrezewsky, la soberbia actuación de Cybulsky y de todo el equipo de actores, la fotografía barroca, la dirección de Wajda. Muestra, al final de la guerra, la división de Polonia entre internacionalistas (los comunistas) y nacionalistas, al servicio de los cuales está Maciek (Cybulsky), dividido dramáticamente entre el deber histórico impuesto desde arriba de matar a un líder comunista, y el amor de una mujer. El hombre acabará renunciando al amor y destruido por la Historia.

Deje una respuesta.

Debe estar logueado para escribir un comentario.