Margarethe von Trotta

Margarethe von Trotta Margarethe von Trotta

La única directora de cine alemana tan conocida como Margarethe von Trotta es sin duda la cineasta oficial del nazismo Leni Riefenstahl, con la diferencia esencial de que ésta pintó el delirio colectivo al que ella misma se sumó, mientras que la otra, con un telón de fondo indudablemente social, no olvida nunca a la persona concreta, casi siempre mujer, sin ser, para nada, una radical feminista.

Margarethe von Trotta nació en Berlín en 1942, en plena Segunda Guerra Mundial. Su padre, Alfred Roloff, era pintor e ilustrador de prestigio, mientras que su madre, Elizabeth von Trotta, pertenecía a la nobleza. Con ella se trasladó a Düsseldorf al terminar la contienda, siendo una niña. Cumplidos apenas los 18 años se traslada a París, donde va formando su gusto artístico, mientras colabora en trabajos de otros compañeros, como cortometrajes de tipo experimental. Estudiará filología germánica y románica. Empezará a apreciar el cine de Ingmar Bergman, y ve que el trabajo de Alfred Hitchcock no se reduce a puro entretenimiento, cabe la autoría en el celuloide, el expresarse personalmente. También puede tomar el pulso a la incipiente “nouvelle vague”.

Comenzó su carrera artística como actriz de teatro, y de ahí pasó a la televisión y al cine, trabajando a las órdenes de reputados directores del Nuevo Cine Alemán, como R. W. Fasbinder, en cuya compañía estrenó en 1970 y 1971 Dios de la peste, El soldado americano y Atención a esa prostituta tan querida. Otros cineastas a cuyas órdenes trabaja son Gustav Ehmck, Klaus Lemke, Herbert Achternbusch y Reinhard Hauff.
Read more »

La dama del paraguas

federico fellini La dama del paraguas

Federico Fellini está deprimido, una sensación que desconoce por completo, pero estos síntomas son inequívocos: una caída libre en lo oscuro, un vaciamiento, una bruma que ensombrece su humor y anula su voluntad. Nunca antes le ha pasado, nunca se ha tomado nada demasiado en serio en su vida, porque hasta ahora todo pasaba, y el buen humor y las ganas de vivir retornaban enseguida, pero esta vez la cosa viene en serio. El año es 1955, acaba de estrenar La strada, en el extranjero lo celebran, pero en Italia lo despellejan de la derecha a la izquierda. Natalia Ginzburg le recomienda el psicoanalista que la sacó a ella del pozo unos años antes. Es un judío austríaco, junguiano, llamado Ernst Bernhard. La Ginzburg, igual de remisa que Fellini a la exploración de la psique, le cuenta que ese hombre la devolvió a la vida cuando los nazis mataron a su marido Leone y ella quedó viuda, sin trabajo y con dos hijos pequeños al fin de la guerra (“Yo llegaba a su consulta y me esperaba un vaso de agua y una rodaja de limón en una bandejita junto al diván. Me acostaba y sentía la brisa que entraba por la ventana y miraba el vaso y la primorosa rodaja de limón y escuchaba la voz de Bernhard. Sólo puedo decirte que, cuando me hablo a mí misma hoy, en la noche oscura, me descubro una leve y reconfortante pronunciación austríaca”). Fellini va a la consulta de Bernhard, pero se sofoca en el diván, no puede, el médico abre la ventana para que entre aire, Fellini ve que afuera está por caer uno de esos gloriosos chaparrones de verano que hay en Roma, inventa una precipitada excusa y sale corriendo, se adentra en una plaza dejando que el agua lo empape; cuando se queda sin fuerzas, se queda con los ojos cerrados y los brazos caídos, perdido en la lluvia, hasta que de golpe se materializa un paraguas sobre su cabeza y una voz femenina le dice: “¿Quiere protegerse?”. Esperaron juntos el fin del chaparrón, se besaron, ella le dio su número de teléfono y le dijo que tenía que irse. Fellini tardó una semana en atreverse a llamar. Cuando lo hizo, atendió el teléfono una voz con acento austríaco: había llamado al doctor Bernhard. Read more »

François Truffaut (1932 – 1984)

François Truffaut nació en Paris el 6 de Febrero de 1932. Su madre soltera, Janine de Monferrand, tenía 19 años en ese momento y provenía de una respetable familia de clase media. Truffaut nunca conoció a su padre biológico, el cual, descubrió mucho mas tarde, era un dentista judío. Dieciocho meses después, Janine se casó con Roland Truffaut, un dibujante y diseñador de arquitectura, quien acepto al niño como su propio hijo y le dio su apellido. La gran pasión de Roland era el montañismo, Janine estaba más interesada en los libros, el teatro, el cine y el romance. A François no se le permitió interrumpir sus vidas y hasta la edad de 10 años fue criado principalmente por su abuela materna. Solo cuando su abuela fallece es que el va a vivir con sus padres por primera vez.

La nueva vida de François con sus padres no le da el amor y el apoyo que necesitaba. Una y otra vez lo dejan solo los fines de semana e incluso en Navidades. Su madre, en particular, encontró su presencia en su pequeño apartamento como una distracción, y se vio obligado a sentarse tranquilamente a leer libros por temor a molestarla. Cuando descubrió la verdad sobre su padre, su relación con su madre se volvió aún más tensa. A menudo se quedaba con amigos y trataba de estar fuera de su casa tanto como sea posible. Truffaut pasó gran parte de su tiempo con mejor amigo Robert Lacheney, a menudo pasando la noche en el apartamento de la familia Lacheney. Read more »

René Clair (1898 – 1981)

rene clair René Clair (1898   1981)

Nacido en Paris bajo el nombre de René-Lucien Chomette, creció en el barrio de Les Halles. Asistió al Lycée Montaigne y el Lycée Louis-le-Grand. Durante la Primera Guerra Mundial, sirvió como conductor de ambulancias. Luego de la guerra, comenzó una carrera como periodista bajo el seudónimo de René Desprès. También hizo su debut como actor y se volvió asistente de Jacques de Baroncelli y Henri Diamant-Berger comenzando a usar el nombre de René Clair. Actuó en la serie de 1921 L´Orpheline and Parisette de Louis Feuillade.

A lo largo de la década de 1920 Clair pudo realizar algunos de sus trabajos mas originales y admirados del joven cine francés, en 1924 produjo sus primeras películas, Entreacto, un cortometraje de vanguardia, los musicales Sous Les Toits y Le Million, y la sátira clásica A Nous La Liberté, y Paris Dormido (Paris qui dort), el cual fue seguido por una rápida sucesión de notables películas. Durante la Segunda Guerra Mundial viajó a Hollywood y fue despojado de la ciudadanía francesa por el gobierno de Vichy. Read more »

Jean Cocteau (1889 – 1963)

jean cocteau Jean Cocteau (1889   1963)

Artista y escritor francés, quien hizo su nombre extensamente conocido en poesía, ficción, cine, ballet, pintura y ópera. El trabajo de Jean Cocteau refleja la influencia del surrealismo, el psicoanálisis, el cubismo, la religión católica. En su tiempo Cocteau fue un promotor de la moda y el estilo avant garde. Entre sus amigos se incluían figuras prominentes como Pablo Picasso, el compositor Erik Satie, el escritor Marcel Proust, y el director ruso Sergei Diaghilev.

La peor tragedia para un poeta es ser admirado mediante la incomprensión” (de Le Rappel à l'Ordre, 1926)

Jean Cocteau nació en Maisons-Lafitte en el seno de una familia parisina rica, la que también era políticamente prominente. Su padre era un abogado y pintor amateur, quien se suicidó cuando Cocteau tenía nueve años. Sin embargo, el tuvo una duradera influencia en su hijo. Se dice que este trágico evento creo una conciencia sobre la debilidad humana, la cual compensaba viéndose a el mismo al servicio de las artes y de las misteriosas fuerzas en el universo. La poesía fue para Cocteau la base de toda su arte, una “religión sin esperanza”.

Read more »

Friedrich W. Murnau (1888 – 1931)

f w murnau Friedrich W. Murnau (1888   1931)

A diferencia de Nosferatu, su mas horrorífica creación, F. W. Murnau fue condenado a una joven tumba. Pero sus trabajos viven aun, triunfantes sinfonías de estilo.

Nada es más atractivo, por supuesto, que un aliento de escándalo –especialmente un escándalo hollywoodense- y los rumores sobre las exactas circunstancias del accidente fatal el 22 de Marzo de 1931, en la ruta de Los Angeles a Carmel, no dudo en pintar la mas morbosa imagen sobre lo sucedido. De hecho, todo lo que parece haber sucedido es que F. W. Murnau viajaba en un Packard con chofer, el que eventualmente cedió su lugar a las suplicas de su joven valet filipino al que se le permitió tomar el volante. Manejando demasiado rápido da un viraje brusco para evitar un camión y el automóvil se sale del camino. La mayoría de sus ocupantes no salieron lastimados, pero Murnau sufrió una fractura de cráneo y falleció en el hospital poco después. Esta parece ser la insulsa verdad, pero lo suficientemente extraña como para que se tejan una red de fantasías alrededor del evento que le aseguró a Murnau ser conocido por mucha gente, la que nunca ha visto siquiera uno de sus películas.

Deberían por supuesto conocer más. Murnau esta lejos de ser un don nadie en su natal Alemania, y por lejos podría ser juzgado como el mas distinguido y talentoso de todos los directores traídos a Hollywood en la década de 1920 con la máxima publicidad y un tratamiento de carpeta roja. Y la primera película de Murnau en Hollywood, Sunrise (1927) fue, en los últimos veinte años, restituida en la lista de las “diez mejores” por críticos e historiadores de cine de todo el mundo.

Sunrise es un asombroso logro –prueba viviente de que los grandes realizadores europeos no vendían su alma automáticamente al ir a Hollywood, o producir películas menos sorprendentes de las que hacían en Alemania en la era del cine mudo. Junto con Fritz Lang y G. W. Pabst, estuvo a la vanguardia de un increíble y creativo cine alemán a comienzos de la década de 1920.

Read more »

Bela Lugosi: Triunfo y Tragedia de un Mito

Bela Lugosi es con toda seguridad una de las figuras más trágicas e icónicas de la historia del cine, entendido éste tanto en su totalidad como en su vertiente del género de terror. Lugosi se haya, sin dudas, entre las grandes figuras del género, codeándose con genios de la talla de Lon Chaney, Boris Karloff, Vincent Price, Peter Cushing y Christopher Lee. Pero tiene algo de lo que todos ellos carecen. La figura de Lugosi siempre ha estado envuelta en un halo de misterio y drama, gloria y decadencia, que lo configuran como una estrella única dentro del celuloide.

Lugosi fue un gran hombre, de inmenso talento, cuya vida estuvo plagada de desgracia, sinsabores, frustración y humillación. Saboreó las mieles del éxito, tocó el cielo con su genial e insuperable interpretación del vampiro más famoso, el Conde Drácula, pero todo fue efímero. Consiguió hacer sus sueños realidad, pero despertó de ellos demasiado pronto y la gloria se le escapó de entre los dedos. Como Ícaro, voló demasiado alto, y el sol derritió sus alas. La caída fue muy dura. Pero ahí es donde reside su mayor logro, ahí está lo que hace que además de un gran actor, fuera una gran persona: demostró una inigualable tenacidad para enfrentarse a la adversidad de su destino, nunca flaqueó, y siempre mantuvo sus esperanzas. Su fe en su trabajo nunca se debilitó, y ahora su legado está más vivo que nunca, pues Lugosi nos dejó un buen número de clásicos imprescindibles para todo cinéfilo que se precie, y entre ellos, su Drácula, con el que nos mostró al que muy posiblemente es el villano más carismático y elegante que haya alumbrado Hollywood jamás.

Read more »

Roberto Rossellini (1906 – 1977)

roberto rossellini Roberto Rossellini (1906   1977)

A menudo identificado con la constrictiva etiqueta de “neorrealista”, Roberto Rossellini se mantiene como uno de los grandes directores de la historia del cine italiano: el hombre responsable del renacimiento del cine italiano en la posguerra y uno de los pocos realmente grandes humanistas (junto con Jean Renoir) que trabajaron en el medio.

Nacido en una familia burguesa romana, Rossellini pasó sus años formativos bajo el puño fascista de Mussolini y, en sus jóvenes 30 años, tomó el rumbo de la cinematografía –un patrón común entre los frívolos ricos italianos. Trabajo con su amigo, el productor Vittorio Mussolini, el hijo de “Il Duce”, en el guión de “Luciano Serra Pilota” (1938), una película propagandística que mostró algunas marcas del estilo neorrealista italiano. Luego de dirigir un puñado de películas bajo la bandera del gobierno oficial, Rossellini, el estereotipo apolítico romano, hizo una marca indeleble en el cine mundial en 1945 con “Roma, ciudad abierta”. A pesar de la indiferente respuesta en Italia, la película fue una sensación en Francia y los Estados Unidos con su cruda, casi documental película: fotografía granulada en blanco y negro, actores amateurs y locaciones reales. Estos fueron los elementos que las audiencias no habían visto en largometrajes previamente, y “Roma, Ciudad Abierta” fue aclamada por traer una nueva clase de realismo, el “neorrealismo”, a la pantalla.

Mientras que sus próximas dos películas –Camarada (1946, uno de sus grandes logros) y Alemania, año cero (1947)- ratificarán el sello del estilo neorrealista italiano, Rossellini atraerá crecientes críticas por su uso del melodrama (especialmente a través de las partituras musicales de su hermano Renzo) y las convenciones narrativas de Hollywood. Nunca ha sido un neorrealista estricto, sin embargo. Su propósito era entender más que recrear la realidad, algunas veces para una función expresamente pedagógica (Las flores de San Francisco, 1948), e incorporó otos elementos expresionistas en casi todo su trabajo. Estos elementos son particularmente evidentes en películas como la menospreciada “El Miedo” (1954), con sus psicológicamente basadas visuales, pero ya habían estado parcialmente presentes en “Roma, ciudad abierta”.

Read more »

Luis Buñuel (1900 – 1983)

luis bunuel Luis Buñuel (1900   1983)

Luis Buñuel fue una figura singular en el mundo del cine, y un autor consagrado desde el comienzo. Nacido casi con el cine, su trabajo va desde la experimentación surrealista en la década de 1920, pasando por las comedias comerciales y los melodramas en la década de 1950, hasta el cine d´art posmodernista en las décadas de 1960 y 1970. reclamado por Francia, donde hizo sus primeras celebradas películas y las ultimas, por España, donde nació y tenia sus raíces culturales mas profundas, y por México, donde se volvió ciudadano e hizo veinte películas, siendo visto mas recientemente como una figura en permanente exilio quien problematiza la misma idea de lo nacional en sus películas.

Un surrealista, un iconoclasta, un contrario y un provocador, Buñuel alegaba que su proyecto era para perforar la confianza de lo poderoso. Tu trabajo toma forma debajo de “los dobles arcos de la belleza y la rebelión”, como Octavio Paz lo explica. Recientemente, sus hijos han reafirmado la vista de Buñuel de Un Perro Andaluz, como un “llamado al asesinato” contra la “museificación” de las celebraciones de su centenario. Mientras que esto exagera de alguna manera su radicalismo y status de intruso, hay una considerable consistencia en sus ataques hacia la burguesía, cuya hipocresía y apariencia tanto lo divertían como lo enfurecían. “En un mundo tan malo como nuestro” decía, “solo hay un camino –rebelión”.

Buñuel esta de hecho satirizando su propia clase, a la cual el confortable e imperturbablemente pertenecía. El entendió bien la neurosis y mezquindad de la educación de su clase media Católica. “Todavía soy ateo, gracias a Dios”, decía. Esta es una de sus tantas paradojas: el estaba tanto dentro como fuera. Mientras que ferozmente crítica las ideologías de los poderosos en sus películas (la profana trilogía de la complacencia burguesa, la hipocresía religiosa y la autoridad patriarcal), disfrutaba de los frutos de su orden social en su vida personal. Las memorias de su esposa, Mujer sin piano, escritas para completar las de Buñuel, en las cuales ella y su hijo son mencionados a duras penas, se leen como los recuerdos de un cautivo afligido por el síndrome de Estocolmo. Jeanne Rucar, quien conoció a Buñuel en 1926 y se casó con el en 1934, trato de contar una historia de amor pero el dolor y las perdidas que el le infringió, incluyendo la de su amado piano, que Buñuel pierde en una apuesta sin su consentimiento, constantemente se destacan.

Sin ir tan lejos como Paulo Antonio Paranagua, quien aseveraba que el El del título es el mismo Buñuel, es seguro decir que el director de El (1953), adaptación de una novela de Mercedes Pinto, conocía el material íntimamente. Parte de su genialidad fue la habilidad de mantenerse fuera de su ser cultural, diseccionando el deseo y las tortuosas rutas de la supresión en la sociedades católicas patriarcales y burguesas. Sus películas se enfocan en el deseo del hombre, y sus protagonistas femeninas son usualmente meras proyecciones de ello. Pero las caracterizaciones de Viridiana, Tristana, y Sévérine en Belle du jour mas notablemente, también revelan la manera en la cual la sociedad burguesa distorsiona y reprime las necesidades básicas y los deseos de la mujer “conspirando para mantenerlas en una posición de sumisión y servidumbre”.

Read more »

Peter Greenaway

peter greenaway Peter Greenaway

Peter Greenaway nació en Newport, Monmouthshire y creció en Essex, Inglaterra. Su familia se mudó de Gales del Sur cuando el tenia tres años. A una temprana edad Greenaway decidió que quería ser pintor. Desarrollo un interés en el cine europeo, enfocándose primero en las películas de Ingmar Bergman, Michelangelo Antonioni, Pier Paolo Pasolini, y luego en los cineastas de la Nouvelle Vague, como Godard, y especialmente Resnais.

En 1962 comenzó sus estudios en el Walthamstow Collage of Art, donde entre sus compañeros se encontraba el músico Ian Dury (al cual Greenaway mas tarde haría actuar en El Cocinero, El Ladrón, Su Mujer y Su Amante). En este lugar, Greenaway pasaría los próximos tres años entrenando para ser un pintor de murales y realizando su primera película, Death of Sentiment, un ensayo sobre el mobiliario de los cementerios, filmado en cuatro grandes cementerios de Londres. En 1965 se une a la Central Office of Information (COI), donde permanece los próximos quince años como editor de películas y luego como director. Durante este tiempo comienza a construir su filmografía personal de cine experimental, comenzando con Train de 1966, compuesta por material de los últimos trenes de vapor en la estación Waterloo (justo detrás de la COI), editada para una pista musical ya existente. Tree, hecho en 1966, era un homenaje a un árbol creciendo en el concreto en las afueras del Royal Festival Hall en el South Bank de Londres. En la década de 1970 Greenaway se volvió más seguro y ambicioso e hizo Vertical Features Remake y A Walk Through H. La primera es un análisis sobre variaciones aritméticas de estructuras, y la última es un viaje a través de varios mapas de un país ficticio.

El sello muchas de las películas de Greenaway es la gran influencia del Renacimiento y, en particular, pintura flamenca en su composición escénica e iluminación, con su concomitante contraste entre vestuario y desnudez naturalizada, naturaleza y arquitectura, mobiliario y personas, placer sexual y muerte dolorosa.

Greenaway a menudo ha trabajado con el compositor Michael Nyman, quien ha hecho las bandas de sonido de muchas de las películas de Greenaway.

Read more »

Prxima Pgina »