Friedrich W. Murnau (1888 – 1931)

f w murnau Friedrich W. Murnau (1888   1931)

A diferencia de Nosferatu, su mas horrorífica creación, F. W. Murnau fue condenado a una joven tumba. Pero sus trabajos viven aun, triunfantes sinfonías de estilo.

Nada es más atractivo, por supuesto, que un aliento de escándalo –especialmente un escándalo hollywoodense- y los rumores sobre las exactas circunstancias del accidente fatal el 22 de Marzo de 1931, en la ruta de Los Angeles a Carmel, no dudo en pintar la mas morbosa imagen sobre lo sucedido. De hecho, todo lo que parece haber sucedido es que F. W. Murnau viajaba en un Packard con chofer, el que eventualmente cedió su lugar a las suplicas de su joven valet filipino al que se le permitió tomar el volante. Manejando demasiado rápido da un viraje brusco para evitar un camión y el automóvil se sale del camino. La mayoría de sus ocupantes no salieron lastimados, pero Murnau sufrió una fractura de cráneo y falleció en el hospital poco después. Esta parece ser la insulsa verdad, pero lo suficientemente extraña como para que se tejan una red de fantasías alrededor del evento que le aseguró a Murnau ser conocido por mucha gente, la que nunca ha visto siquiera uno de sus películas.

Deberían por supuesto conocer más. Murnau esta lejos de ser un don nadie en su natal Alemania, y por lejos podría ser juzgado como el mas distinguido y talentoso de todos los directores traídos a Hollywood en la década de 1920 con la máxima publicidad y un tratamiento de carpeta roja. Y la primera película de Murnau en Hollywood, Sunrise (1927) fue, en los últimos veinte años, restituida en la lista de las “diez mejores” por críticos e historiadores de cine de todo el mundo.

Sunrise es un asombroso logro –prueba viviente de que los grandes realizadores europeos no vendían su alma automáticamente al ir a Hollywood, o producir películas menos sorprendentes de las que hacían en Alemania en la era del cine mudo. Junto con Fritz Lang y G. W. Pabst, estuvo a la vanguardia de un increíble y creativo cine alemán a comienzos de la década de 1920.

Los eslabones perdidos del maestro

Es difícil rastrear las etapas de su ascenso a la fama y su suceso en Alemania, debido a que solo una de las nueve películas que realizó antes de su obra maestra, Nosferatu, eine Symphonie des Grauens (1922, Nosferatu, el vampiro), sobrevive casi completa. Luego de Nosferatu el vampiro, las próximas tres películas están perdidas, o como Phantom (1922) son solo conocidas por recientes fragmentos descubiertos. Así que una imagen de los primeros trabajos de Murnau tiene que ser unida desde versiones contemporáneas y de mas recientes colecciones.

Nació como Friedrich Wilhelm Plumbe en Bielefeld en 1888 y ya de joven se hizo notar por su tranquilo y serio temperamento. Mientras estudiaba arte y literatura en la Universidad de Heidelberg tomó parte de algunas obras teatrales de estudiantes, impresionando al gran director Max Reinhardt, quien le ofreció a Murnau lo que equivaldría a una beca de estudio y trabajo de seis años en su teatro en Berlín. A pesar de la oposición de su familia, Murnau aceptó y actuó en la compañía tanto como asistente de Reinhardt como director y observó de cerca su trabajo hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial.

Durante la guerra sirvió como piloto de combate, pero su avión fue derribado en la neutral Suiza y fue internado; logró, sin embargo, dirigir sus propias producciones independientes y trabajo con película por primera vez, compilando material de propaganda para la Embajada de Alemania.

Cuando fue liberado logró entrar en la industria cinematográfica casi de inmediato, dirigiendo Der Knabe In Blau (El niño azul) en 1919. Durante sus próximos dos años dirigió otras siete películas; tratando con una variedad de temas que fueron filmadas en, hasta donde se puede juzgar, en una amplia variedad de estilos. Luego para finales de 1921, comenzó a trabajar en Nosferatu, por lejos la mejor adaptación de Drácula de Bram Stoker.

El que ríe al último…

Superficialmente, la siguiente obra maestra de Murnau, Der letze Mann (1925, La última risa) difícilmente podría ser mas diferente. Nosferatu el vampiro es un perfecto ejemplo del pavoroso cine mudo alemán –lo que el escritor, Lotte Eisner llamó Pantalla Embrujada (titulo de su libro sobre el cine mudo alemán). La última risa parece pertenecer a la tradición opuesta, la del minucioso estudio de la realidad de la vida diaria basada en una producción a pequeña escala, llamada la Kammerspiel, la que Reinhardt había desarrollado durante sus famosos espectáculos.  Sin embargo la historia de Murnau se realiza con imágenes tan inquietantes y atmosféricas como aquellas en la que vistió su cuento de vampiros. Y la actuación de Emil Janning en el rol principal fue también un potente factor en lograr que la película fuera la más anunciada película alemana del año a nivel mundial. Fue, de hecho, el inmenso éxito en los Estados Unidos el que eventualmente llevó tanto a Janning como a Murnau a Hollywood.

Antes sucumbió a los falsos halagos del productor hollywoodense William Fox, sin embargo, Murnau realizó dos películas más en Alemania: ambas adaptaciones de clásicos teatrales, ambas con Jannings. Tartuff (1925, Tartufo) estaba basada en la obra de Moliere, y Fausto (1926), basada en la obra de Goethe, las dos estrenadas el mismo año.

Amanecer californiano…

Luego llego el tratamiento de alfombra roja en Hollywood. Todos los recursos de los Estudios Fox fueron puestos a disposición de Murnau. Fue capaz de usar un guión de su escritor favorito, Carl Mayer, una adaptación de El viaje a Tilsit. La historia del lituano Hermann Suderman es sobre el cortejo de un campesino. Trabajo sin ningún tipo de interferencia, construyo enormes escenografías, filmó y refilmó hasta que logro el efecto deseado. El resultado –Sunrise (Amanecer)- es realmente una película alemana filmada en Estados Unidos con estrellas norteamericanas (Janet Gaynor y George O´Brien). Visualmente asombrosa y atmosféricamente sublime, se construyó en un estilo europeo, la historia en si es un poco ligera, aunque el tratamiento de Murnau la desarrolla como una sinfonía, alcanzando un crescendo cuando la tormenta en el lago en la cual los reunidos esposos son casi separados para siempre. Amanecer fue recibida con una aclamación por parte de los críticos y ganó toda clase de premios. Pero el gran público norteamericano no la compró, y su relativo fracaso eclipsó el progreso de las dos siguientes películas de Murnau para Fox.

La llegada del sonido no ayudo mucho tampoco, esparciendo incertidumbre entre los estudios sobre que deberían hacer con proyectos mas caros. La próxima película de Murnau es un drama en un circo llamada Four Devils (1928, Los Cuatro diablos), sufriendo interferencias de la directiva de Fox para hacerla mas general en su apariencia.

Our Daily Bread (1930, El pan nuestro de cada día), comenzó con una enorme ambición como una historia de las tierras cerealeras del centro oeste, pero progresivamente se fue transformando en una historia sobre los problemas de unas jóvenes citadinas en un ambiente hostil. Retitulada City Girl, fue bruscamente editada con algunas escenas sonoras para sacar provecho de la nueva moda. Finalmente, aunque la versión muda de la película contiene algunos de los trabajos más delicados del director, fue apenas anunciada en la confusión de las películas sonoras y su carrera de Hollywood terminó.

Paraíso perdido

Logró sin embargo realizar una última película: Tabu (1930), financiada con capitales privados y evidentemente no comercial, comenzó en colaboración con el documentalista Robert Flaherty e intentó ser un semi documental, filmado enteramente en locaciones en los mares del sur con un elenco no profesional de polinesios. Carentes de ideales documentalistas, Murnau insistió en transformarla en una rapsodia con el tema del amor juvenil, con una estructura tan elaborada como sus películas de estudio. El resultado fue el perfecto acto final del director –un himno de belleza natural, de gente y de paisajes, y un triunfo del cine estético. Pero no fue estrenada hasta unos pocos días luego de su muerte, y todo lo que podría haber hecho en Europa o Estados Unidos se mantiene en el campo especulativo más fascinante.

 

Filmografía

1919 Der Knabe in Blau
1920 Satanas
1920 Der Bucklige und die Tänzerin
1920 Der Januskopf
1920 Abend – Nacht – Morgen
1921 Der Gang in die Nacht
1921 Sehnsucht
1921 Schloß Vogeloed
1922 Marizza
1922 Nosferatu, eine Symphonie des Grauens
1922 Phantom
1922 Der Brennende Acker
1923 Die Austreibung
1924 Der Letzte Mann
1924 Die Finanzen des Großherzogs
1926 Herr Tartüff
1926 Faust
1927 Sunrise: A Song of Two Humans
1928 4 Devils
1930 City Girl
1931 Tabu

11 Comments so far

  1. [...] de películas de aclamados realizadores alemanes como Ernst Lubitsch y los expresionistas F.W. Murnau y Fritz Lang. La lista también se extiende a directores de otros países, como el [...]

  2. [...] (futuro director de “Casablanca”, y por aquel entonces acreditado como Kertesz) y Murnau (irónicamente, realizador de “Nosferatu”) que le brindó la ocasión [...]

  3. Nosferatu, el vampiro de la noche on Noviembre 26th, 2008

    [...] esta película de 1979 ante todo como un homenaje a la película muda de 1922 de F. W. Murnau, Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, la cual difiere de alguna manera del trabajo original de [...]

  4. Werner Herzog on Noviembre 26th, 2008

    [...] de 1970, Herzog filma una nueva versión de la película de 1922 Nosferatu, de F. W. Murnau, en 1978, con Klaus Kinski en el rol del vampiro, llamada Nosferatu, el vampiro de la noche; [...]

  5. Nosferatu on Noviembre 26th, 2008

    [...] F. W. MurnauTítulo Original: Nosferatu, eine Symphonie des GrauensPaís: AlemaniaAño: 1922Género: TerrorGuión: Henrik Galeen, Bram StokerDirector: Friedrich Wilhelm MurnauFotografía: Fritz Arno Wagner, Günther KrampfProducción: Enrico Dieckmann, Albin GrauDuración: 94 minutosIntérpretes: Max Schreck (Graf Orlok), Gustav von Wangenheim (Hutter), Greta Schröder (Ellen Hutter, seine Frau), Alexander Granach (Knock), Georg H. Schnell (Westenra), Ruth Landshoff (Lucy), John Gottowt (Profesor Bulwer), Gustav Botz (Profesor Sievers), Max Nemetz (Capitán del Demeter), Wolfgang Heinz (Marinero 1), Albert Venohr (Marinero 2). [...]

  6. El Golem on Noviembre 26th, 2008

    [...] del Expresionismo Alemán: Metrópolis de Fritz Lang y La última risa de F. W. Murnau. Freund mas tarde emigró a los Estados Unidos y eventualmente se convirtió en el jefe [...]

  7. [...] Nosferatu + MVde Friedrich W. Murnau [...]

  8. [...] Nosferatu + MV de Friedrich W. Murnau [...]

  9. Nosferatu « Cineactivo on Febrero 22nd, 2010

    [...] Nosferatu Filed Under: General by ludwigts — Dejar un comentario Feb 22, 2010 Friedrich W. Murnau (1888 – 1931) [...]

  10. guillermina leal on Abril 11th, 2010

    fantastica pelicula para las profesoras de danza polinesia,de habla hispana contiene mucha historia real,de los protagonistas polinesios gracias por este tesoro,soy mexicana.

  11. [...] película de 1922, dirigida por Friedrich W. Murnau y protagonizada por el enigmático Max Schreck, se constituyó como un hito del expresionismo [...]

Deje una respuesta.

Debe estar logueado para escribir un comentario.